El primer post de este blog se lo voy a dedicar a los más pequeños de la casa. Os voy a hablar de la importancia de realizar una buena valoración a los bebés cuando nacen y/o en sus primeros meses de vida.

Esta valoración es complementaria a la que realizan los pediatras y es esencial entender que, aunque la valoración médica sea perfecta, sigue siendo importante realizar una valoración osteopática.

Nacer es un proceso complejo. Muchas veces el periodo de dilatación se puede alargar durante horas. Todo ese tiempo el bebé se ve sometido a la fuerza de contracción que ejerce el útero. Una vez comienza la etapa expulsiva, en la que el bebe tiene que avanzar a través del cuello uterino hacia el exterior, soporta la tensión de la musculatura del suelo pélvico y del propio cuello a su paso.

No nos olvidemos que, en el recién nacido, la osificación de los huesos del cráneo es incompleta, tiene muchos espacios membranosos y cartilaginosos lo cual ayuda a que el cráneo pueda deformarse para facilitar la salida del bebé. A todo esto hay que sumarle que muchas veces hay partos instrumentalizados con fórceps, el bebé puede estar colocado de nalgas, el cordón puede estar enrollado alrededor del cuello etc. Todo esto favorece que se creen asimetrías, el problema es que muchas veces se quedan instauradas provocando tensiones en los tejidos.

¿Qué problemas nos podemos encontrar?

Bebés que no succionan bien (todos nacen sabiéndolo hacer, es un instinto básico), bebés con digestiones lentas, con lloros excesivos, que no duermen bien, con otitis frecuentes, deformaciones craneales propiamente dichas, torticolis etc.

Por lo general un bebé cuando nace es una “máquina” que come, duerme y hace caca. Un lloro de vez en cuando es normal por supuesto, pero yo siempre digo a los papis que un bebé que está todo el día llorando mmmm hay que echarle un vistazo.

Cuanto más pequeño es el bebé, más facilidad de corrección tiene cualquier disfunción que nos podamos encontrar. De ahí la importancia de una valoración temprana.

Así que, incluid esta visita como una más.